LOS MURALES



Salle de la bibliothèque Miguel Lerdo
de Tejeda où se trouve la fresque
La révolution et les éléments .

La biblioteca «Miguel Lerdo de Tejada»: 2.000 m2 dedicados a la Revolución. En ocho años de intenso trabajo, Vlady reinventa el arte del mural.

Una capilla Sixtina dedicada a la Revolución: a todas las revoluciones, de la de Cromwell a la de Lenin, pasando por la Independencia americana y la toma de la Bastilla, sin olvidar a América Latina. Pero todas las revoluciones no son políticas. Por consiguiente, habrá una revolución cristiana, una freudiana y hasta una musical en la que Juan Sebastián Bach estrecha la mano a John Lennon. Un total de 2.000 m2 de pintura en los que la emoción rusa y la tradición europea alimentan la vitalidad y la desmesura mexicanas para crear una nueva expresión artística.


Vue panoramique de la fresque La révolution et les éléments .
Vlady reinventó el arte del mural. Naturalmente, se inspiró de los colores venecianos, de los monstruos del Bosco y de los ritmos fluidos de Francis Bacon. Pero la explosión de formas blandas y de líneas duras, de cruel precisión, que reflejan las obras de la biblioteca Miguel Lerdo de Tejada es única en el mundo. Si México inventó el muralismo en los años 20 para presentar una imagen heroica y humana de la revolución zapatista, Vlady logró transformar este movimiento en el momento en que se convertía en subproducto del realismo burocrático. Él le comunicó su cultura enciclopédica y su imaginación febril. Se considera hoy que el muralismo mexicano integra dos corrientes: la de Orozco, Siqueiros y Ribera y la de Vlady (y entre las dos, a modo de enlace, quizás la de Tamayo).

Los murales de la biblioteca Miguel Lerdo de Tejada del Ministerio de Finanzas son un encargo sobre un tema libre del presidente mexicano Luis Echeverría Álvarez en 1971. Vlady trabajó en esta obra monumental de 1972 a 1982. La mayoría de los frescos han sido ejecutados directamente sobre la pared, empleando la piedra como elemento pictórico. En los arcos de las puertas se han colocado varios lienzos gigantes. En un entrepiso se han instalado algunas obras más intimistas. Una capilla ardiente adyacente ampara a la revolución freudiana. Esta biblioteca se encuentra en el antiguo templo de puro estilo barroco de San Felipe Neri, construido en el siglo XVII en los locales de un hospicio. Los murales de Vlady fueron inaugurados en 1982 por el presidente José López Portillo.